domingo, 12 de mayo de 2013

GOLETA ARA SARANDI

 
ESCALA 1:75












 
DATOS DE LA NAVE:
Eslora: 32 mt- Manga: 7.5 mt- Puntal: 4 mt- Calado: 1.8 mt- Desplazamiento: 150 tn
Armamento: un cañón de bronce giratorio a coliza en crujía de a 16 o 18 según la época- dos de hierro de a 8- dos de bronce de a 12-y cuatro gonadas de diverso calibre
 
Botada en junio de 1825 en Baltimore con el nombre de Grace-Ann fue comprada por la Armada Argentina[1] el 14 de enero de 1826 como parte del rearme de la flota con vistas a la inminente guerra con el Imperio del Brasil. El 9 de febrero al mando de Martín José Warnes, participó junto al insignia 25 de Mayo, el Bergantín República, el Bergantín Belgrano y la Barca Congreso de un combate en las afueras de Buenos Aires. Al igual que los restantes buques excepto la capitana, en dos ocasiones se puso a sotavento por lo que quedó aislada del combate. Al regreso, los capitanes fueron acusados por Brown. Si bien Warnes es absuelto lo reemplaza en el mando brevemente el Capitán Handell y cuando este renuncia aduciendo mala salud, José María Pinedo.[] El 1 de marzo de 1826 participa del ataque a Colonia del Sacramento.En abril de 1826 en el ataque a Montevideo contra las fragatas Emperatriz y Nitcheroy, Pinedo recibe de Brown la orden de maniobrar sobre la Nitcheroy, pero el comandante desobedece y rehuye el compromiso; con 85 hombres de dotación participa el 25 de mayo de un combate en Los Pozos. El 11 de junio de 1826 tomó parte en la fase final del Combate de Los Pozos.                                                                                                                        En el Combate de Quilmes, el 29 de julio de 1826 Brown decide enfrentar con la fragata 25 de Mayo (buque insignia, comandado por Espora), la barca Congreso Nacional, los bergantines Independencia, República y Balcarce, las goletas Sarandí y Río de la Plata, la goleta hospital Pepa y ocho cañoneras, a la escuadra brasileña que avanzaba con diecinueve buques, con dos mil hombres y trescientos cañones, para fondear en las cercanías del canal exterior. Iniciado el ataque, el buque insignia argentino es fuertemente castigado por los cañones de las baterías de la división imperial, mientras que el grueso de sus fuerzas no acompañan.                                                                                 Al mando de Brown el 23 de octubre se abrió paso a través de la escuadra imperial que bloqueaba a Buenos Aires, e inició hasta el 25 de diciembre de 1826 un exitoso crucero de corso en las costas de Brasil. A su regreso, participó como nave capitana de la campaña contra la Tercera División Imperial que se había adentrado en el Río Uruguay. El 28 de enero de 1826 hubo otra en Playa Honda, tras lo que la escuadra argentina regresó para reforzar la fortificación de la Isla Martín García de manera de contar con un refugio en caso de derrota y sobre todo impedir el refuerzo de la Tercera División por parte de la División Mariath.                                                                                                                  Cuando la Tercera División brasilera bajo por el río, Brown salió a su encuentro y en la Batalla de Juncal librada los días 8 y 9 de febrero de 1827 logró la mayor victoria naval argentina. Coe, que  fuera prisionero de los brasileros, fue liberado en el transcurso de la batalla y continuó como su comandante hasta finalizar la campaña.El 7 y 8 de abril de 1827 participó en el duro Combate de Monte Santiago, donde la escuadra argentina sufrió grandes pérdidas. Habiendo varado en el banco de Monte Santiago el Bergantín República y el Bergantín Independencia, la Sarandí, de menor calado, permaneció como apoyo frente al ataque de la flota brasilera, muy superior en número. La Sarandí era comandada por Coe. Junto con el Bergantín República fue buque insignia durante la batalla (Brown pasaba de uno a otro buque), por lo que concentro los disparos de la numerosa flota brasilera. El día 8, habiendo agotado su parque, el capitán del Independencia Francisco Drummond,a la sazón novio de una hija de Brown se acerca a la Sarandí en busca de munición. Apenas pisa la cubierta es herido por una bala de cañon falleciendo esa  noche.                                              Incendiado el Independencia, finalmente debió también ser evacuado e incendiado el República. La Sarandí aprovechó la llegada de la noche para reparar averías (todo su casco estaba acribillado) y llevando a los sobrevivientes de los buques perdidos pudo regresar a Buenos Aires, entrando a las tres y media de la madrugada del día 9. La Sarandí continuó combatiendo hasta el fin de la guerra, al mando de Bynon, participando en combates menores y efectuando un crucero de corso.

 
 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario