lunes, 7 de octubre de 2013

CORBETA ARA URUGUAY

 
LA EPOPEYA DE LA ARA URUGUAY

A una expedición científica sueca, dirigida por el Dr. Otto Nordenskjold, y de la cual formaba parte el alférez de navío argentino  D. José M. Sobral e  Iturrioz, embarcada en el buque polar Antartic, se la daba por perdida en la Antartida. El mundo entero teme por la suerte de los exploradores. Varias sociedades científicas europeas claman  por que se  ayude a quienes, se sabe, sucumbirán  si no hay apoyo inmediato. La Argentina, nación pequeña, se decide a emprender su gran aventura antártica; no hay embarcaciones aptas para ese fin, pero  la  elección  recae  en la corbeta Uruguay, que se halla en situación de desarme. Inmediatamente se inician los trabajos de transformación, y se designa al teniente de navío  Julián  Irizar  comandante   de la nave, cuyo alistamiento debe quedar finalizado antes de setiembre.                                                                                                                        
La tripulación, elegida y veterana, totaliza apenas 22 hombres, un  mínimo  imprescindible para poder asegurar un nivel logístico inicial que permitiera la permanencia  por un año en el Antártico. El 8 de octubre de 1903 zarpa de Dársena Norte, el 1 de noviembre deja Ushuaia, cruza el Drake, y arriba el 6 de ese mes a cabo Seymour. El día 8 encuentra en la zona a dos integrantes de la expedición. El comandante  Irizar decide  dirigirse, con un oficial de su buque, a Snow Hill (isla de Cerro Nevado), quedando la Uruguay a cargo del segundo comandante.                                            
 En Snow Hill, Irizar encuentra al Dr. Nordenskjold, al alférez Sobral y al resto de la expedición sueca. El encuentro es emocionante, pero aún no se conoce la suerte corrida por el capitán Larsen  su buque, el "Antartic", y la tripulación del mismo. Cuando se pensaba ya en retornar a cabo Seymour y reembarcarse en  la Uruguay, arriban Larsen con su gente, quien informa de la pérdida total de su buque. Los náufragos del "Antartic" y el personal de la expedición sueca embarcan en la Uruguay el 10 de noviembre. El día 12 se zarpa hacia Santa Cruz arribando el 22. Desde allí se lanza al mundo la noticia del rescate. El 2 de diciembre de 1903 la corbeta Uruguay  arriba al puerto de Buenos Aires.                                                                                                                                                      
 El regreso triunfal del pequeño buque fue apoteótico y dio lugar a una explosión de entusiasmo del pueblo, pocas veces igualada, que en mil formas expresó su adhesión a sus arrojados tripulantes. El teniente de navío  Irizar es ascendido a capitán de fragata y condecorado por el rey de Suecia por su acción.  

EL MODELO
 
 Lo comenzó  el amigo  modelista:  Carlos  Martinez , uno de los iniciadores  de la Comisión  de Modelistas Navales Brownianos,  falleció  el 15 de agosto 1994,  dejando  el casco  semiterminado, navego por varias manos sin que nadie se animara a seguir el trabajo  hasta que  el señor Edgardo Mauger  De la Branniere  ex interprete de la sinfónica Bahiense y actual modelista del grupo  me lanzo el desafío:  che Juan que te parece si la terminamos, es una lástima! …. Y aquí estamos  codo a codo.

El modelo con puente, chimenea tomas de aire, tambuchos, castillo de proa.
 
Vista castillo de popa.  
 
Castillo de popa y refugio del timonel. 
 
 

Vista del puente, bitácora, telégrafo y catalejo. 

Puente abierto y chimenea, este buque no tenia refugio en el puente para sus oficiales que debían soportar en navegación las inclemencias del clima


 
El inicio del mascarón de proa.
 




Dorado de los decorados
 
 
 
 
El mascarón en su sitio.
 
Una de las dos bombas de incendio de la nave.
 

Cangreja de mayor

El mayor aparejado en su sitio

Instalando el trinquete con su cangreja

El propao de mayor

Propao de trinquete









 
 


2 comentarios:

  1. Juan, cuanto trabajo y dedicación junto a Edgardo. Sus trabajos son realmente esplendidos. También quiero felicitarlo a Ud. y a sus compañeros modelistas, por la ultima exhibición realizada en Bahía Blanca. Todo un éxito!
    Liliana

    ResponderEliminar
  2. Si son trabajos artesanales, fuera de serie, es necesario, mucha dedicación y tiempo y sobre todas las cosas ser apasionado por el tema, ya que es interesante saber las historias de cada embarcación...

    ResponderEliminar